Cómo rechazar una oferta de trabajo sin quedar mal con la empresa

Posted by Active2Me on 27 mar. 2019 9:26:01

¿Sabes cómo impacta en una empresa que un candidato decline una oferta laboral? ¿Qué motivos son los más habituales que te pueden llevar a refutarla? ¿Cómo rechazar una oferta de trabajo amablemente? O, más difícil aún, ¿cómo rechazar una oferta de trabajo ya aceptada?.

En este artículo, los especialistas del portal de empleo active2me, dan respuesta a todas estas cuestiones, aportando recomendaciones y ejemplos para renunciar con el máximo tacto posible a una oferta de trabajo sin quedar mal con la empresa.

¿Y por qué es tan importante? Porque nunca sabes las vueltas que dará la vida. Por ejemplo: ¿y si necesitas volver a abrir esa puerta en otra ocasión porque te has dado cuenta que te has equivocado de elección?, ¿y si la persona que te entrevistó se convierte algún día en tu futuro responsable? o ¿si alguna vez colaborarás en algún proyecto profesional con dicha empresa?

Como el mundo es un pañuelo y no sabemos qué nos depara, nuestro consejo de oro es rechazar las ofertas de trabajo siempre con elegancia, a poder ser sin perder oportunidades.


5 motivos frecuentes para rechazar una oferta de trabajo

Entre las causas más comunes para rechazar una oferta de empleo encontramos las siguientes:

  • Condiciones económicas.

Normalmente es el motivo más habitual para desestimar una oferta laboral. Te planteas rechazarla porque el sueldo no mejora al actual, es inadmisible para las responsabilidades que demandan o bien porque no cubre tus expectativas. Este punto, sin duda alguna, siempre se puede intentar negociar de forma conciliadora.
  • Otros requisitos laborales.

Quizá el puesto de empleo sea temporal o no te garantice una estabilidad suficiente, al tratarse de una empresa de nueva creación. También puede ser que el plan de carrera no encaje con tus objetivos profesionales, que la exigencia en el tiempo de desplazamiento no te compense o que los horarios sean incompatibles con tu vida personal.
  • Cuestión de “feeling”.

Si no te sentiste a gusto durante la entrevista de trabajo ya es una mala señal. Es imprescindible tener buenas vibraciones del ambiente que se respiraba, del tipo de profesionales que conociste y de cómo te hicieron sentir. Tampoco ayuda si previamente has recibido malas referencias de la empresa, ya sea a través de un conocido o de críticas que hayas podido leer por la red.
  • Diferencias irreconciliables

Tus valores distan años luz de los valores de la empresa que te ha ofrecido el puesto de empleo. Un ejemplo claro: si eres una persona que se preocupa por el medioambiente y la compañía, en cambio, desempeña su actividad dañándolo notablemente. También se puede dar el caso que la política comercial de la compañía sea demasiado agresiva, tanto que te haga sentir mucha incomodidad a la hora de realizar tus funciones.
  • La contraoferta

Se da, en algunos casos, cuando tu empresa optimiza tus condiciones laborales, una vez que les has notificado que te han seleccionado en una oferta de empleo que mejora tu situación actual. Es una maniobra muy delicada, que debes gestionar con mucha atención para lograr el objetivo que te has planteado.


Consejos para rechazar una oferta de trabajo sin perder oportunidades

¿Es posible rechazar una oferta de empleo sin cerrarse puertas en el futuro? Por supuesto que sí. ¡Sigue las recomendaciones active2me!

  • No demores la negativa

Si tienes claro que no te interesa el puesto de trabajo debes comunicarlo a la mayor brevedad posible. Así, evitarás que los reclutadores pierdan el tiempo durante la selección de los candidatos. Cuanto antes transmitas una respuesta a la empresa, menos les perjudicarás. Y eso, evidentemente, es de agradecer.
  • Sé educado, humilde y agradecido

Es vital que rechaces la oferta de trabajo de forma elegante y cortés, con un lenguaje claro y conciso, disculpándote por las molestias que hayas podido ocasionarles y agradeciendo el tiempo invertido por las personas presentes en el proceso de selección, así como el trato recibido por su parte. Además, puedes despedirte deseándoles los mayores éxitos a nivel profesional.
  • Sé natural, honesto y cuidadoso con el motivo del rechazo

Te aconsejamos que no uses un vocabulario rebuscado ni plagado de formalismos, si no que seas natural. Si has declinado la oferta laboral por las condiciones económicas, te recomendamos que obvies los detalles y que les hagas saber que otra compañía te presentó una oferta que se ajustaba más a tus inquietudes profesionales. Aunque en tal caso, puedes intentar negociar el salario antes de rechazar la oferta de trabajo.
  • El medio depende del reclutador/a

Comunica la negativa mediante teléfono o correo electrónico, teniendo en cuenta qué sistema ha utilizado el interlocutor para transmitirte la decisión. Si optas por el teléfono, anota los mensajes que quieres trasladar, para lograr una conversación fluida y que no se te olvide nada.

 

¿Cómo rechazar una oferta de trabajo ya aceptada?

A pesar de que sea una situación más compleja, siempre tienes derecho a renunciar a una oferta laboral, aunque la hayas aceptado previamente. En este caso en particular, es vital que transmitas con urgencia que finalmente no deseas la vacante, preferiblemente por vía telefónica.

Te aconsejamos que expongas, de forma honesta y respetuosa, el motivo que te ha empujado a cambiar de opinión. Además, no te olvides de poner especial énfasis en la disculpa, mostrando todo tu agradecimiento hacia las personas que han participado en el proceso de selección.

 

Ejemplo para rechazar una oferta de trabajo por email:

En active2me consideramos que la mejor forma de rechazar una oferta de trabajo es a través del correo electrónico, siempre acompañado de una llamada telefónica.

  • Saludo:
Buenos días/ Buenas tardes (nombre del reclutador/a).
  • Párrafo 1:
Me pongo en contacto con vosotros por el proceso de selección para la oferta de empleo de “…” y que finalmente he resultado ser el candidato por el que habéis apostado.
  • Párrafo 2:
Gracias por concederme la oportunidad de realizar la entrevista y conocer al equipo que integra vuestra compañía. Agradezco esta generosa oferta, pero por el momento prefiero esperar y optar por un puesto en el que asuma nuevas responsabilidades y me permita avanzar hacia mi objetivo profesional.
  • Párrafo 3:
Os agradezco mucho cómo me habéis tratado, me llevo una imagen muy buena de vuestra empresa, por lo que me gustaría que conservaseis mi currículo para futuras posiciones que encajen más con mis metas laborales.
  • Despedida:
Disculpad las molestias que os haya podido ocasionar. Y, nuevamente, mil gracias por vuestro tiempo y amabilidad.
¡Seguimos en contacto!
Un cordial saludo,
Firma.

>> Si continúas con la búsqueda activa de trabajo, pásate por nuestro portal de empleo y ¡descubre por qué no es nada convencional! ¡Únete a active2me!!

 

Topics: Candidatos

Nueva llamada a la acción

Publicaciones Recientes

candidatos
hacer un curriculum